¿Qué hace un integrador fotovoltaico?

Las múltiples funciones de un integrador solar.

Más que instalar paneles

Si alguna vez has pensado en instalar paneles solares en tu casa o negocio, o en dedicarte a la instalación de sistemas solares, seguramente has escuchado el término “integrador fotovoltaico”.
“Integrador” es una denominación que se le da a quienes se dedican a instalar sistemas fotovoltaicos, pero ¿Qué hacen exactamente? ¿Qué debe saber un integrador para realizar efectivamente su trabajo?

A grandes rasgos, lo que hace un integrador fotovoltaico es instalar paneles solares, pero sus funciones van más allá.

Evaluar la instalación

Antes que nada, un integrador debe evaluar el lugar donde se llevará a cabo la instalación, sus características y sus posibles complicaciones, como sombreados, etc.

Para ello, no hay mejor herramienta que la experiencia.
Un integrador que ha realizado muchas instalaciones puede con mayor facilidad reconocer los elementos más comunes que pueden causar problemas durante la instalación, y planear de acuerdo a ellos.

Conocer el equipo

También debe estar familiarizado con los equipos y sus especificaciones.
En el mercado existen una gran variedad de modelos y marcas de paneles solares e inversores.
Estos se diferencian entre sí no sólo por precio y calidad, si no por que algunos se ajustan más a ciertas situaciones, dependiendo por ejemplo de la potencia y voltaje que tengan, de los sistemas de seguridad y aislamiento con los que cuentan, de los materiales, el peso y tamaño, etc.

Un integrador cuenta con alianzas estratégicas con los fabricantes y distribuidores, para ofrecerles el mejor precio a sus clientes, con una calidad certificada y estándares de nivel mundial en sistemas fotovoltaicos.

Dimensionamiento

Otra actividad de suma importancia que desarrolla un integrador es el dimensionamiento. Este es el proceso por el cual se determina el tamaño del sistema a instalar, no sólo físicamente, sino en su potencia.

Para ello, es necesario tomar en cuenta las horas de sol promedio de la ubicación, la cantidad de energía que el cliente requiere para cubrir sus necesidades, la superficie disponible, entre otros elementos.

Instalación

Después de realizar la inspección del lugar, hacer el dimensionamiento, y haber decidido qué equipo usar, es momento de la instalación. Aquí es cuando el integrador hace uso de su habilidad técnica, y se asegura de que todo quede tal como está planeado.

Esta puede ser la parte decisiva que determina el éxito del proyecto. Sin embargo, como hemos visto, es sólo una parte de un proceso que involucra múltiples habilidades y conocimientos.

Para llevar a cabo su labor, un integrador suele asistir regularmente a capacitaciones y cursos, para estar actualizado en los nuevos productos, así como ganar experiencia en las funciones que realiza.

En pocas palabras, un integrador evalúa cada proyecto y ofrece las soluciones más adecuadas para cada cliente.

¿Eres integrador fotovoltaico?

Conoce las ventajas de trabajar con los Especialistas Solares
We use cookies to deliver you the best experience. By browsing our website you agree to our use of cookies. Learn More